Filowiki

Portada del sitio > HISTÓRICO > LOS SIMPSON Y LA FILOSOFIA 2011-2012 > Homer y Aristóteles

Homer y Aristóteles

Martes 15 de noviembre de 2011, por Segundo

Los vicios y virtudes de Homer Simpson: esperamos tu colaboración

Mensajes

  • ¿Virtudes?

    Quizá que nunca pierde la esperanza:

    Tal vez, sólo una vez, alguien me dirá “Señor” sin agregar “está haciendo el ridículo” .

    • Para Aristóteles existen cuatro tipos de virtudes y el no duda en afirmar que Homer no es virtuoso, pues no muestra estabilidad en su forma de ser, sino todo lo contrario, que el es un vicioso, pues sucumbe a sus múltiples deseos y en especial la comida. Homer es consciente de sus propias limitaciones y la pobreza de sus atributos, pero por el no podemos sentir lástima pues su pobre educación ha sido una factor condicionante de lo que es actualmente y porque su conducta termina por ser admirable debido a su valentía, su amabilidad y el afecto que muestra por su familia.

    • {{}}Como hemos podido ver en este primer capítulo de Homer y Aristóteles,la ética tiende a un fin,que es la felicidad.
      Aristóteles considera que existen cuatro tipos de virtudes, en las cuales Homer Simpson no aparece reflejado, puesto que carece de ellas. Se trata de un personaje característico por su poca educación, su ansia de atiborrarse de comida y de bebida, sus dolencias físicas, sus ganas de disfrutar de la vida, así como, de su amor por ésta hacen que sea un vicioso, pero ante todo es humano.
      Homer es ,además, un mentiroso empedernido, carece de justicia y de razonamiento práctico, de estabilidad y de virtudes, pero no es malicioso, sino amable y valiente. problema es que carece de sabiduría práctica(phrónesis).
      Para concluir, me gustaría añadir que Aristóteles ejemplifica con este personaje, su filosofía de manera entretenida y comprensible. Aristóteles se caracteriza por la búsqueda del término medio.

    • En primer lugar, voy a comentar lo más relevante del capítulo 2 (Lisa y el antiintelectualismo estadounidense). A todos aquellos que muestran conocimientos o saber, es como si se los acusara llamándoles elitistas, pero esto no es así, ya que hay gente intelectual que tiene gustos que carecen de temas relacionados con el saber. Un ejemplo es Lisa, cuando ve esa serie con Bart. Cada uno tiene su opinión, por lo que hay distintos conceptos. A Homer y Bart, los hacen caso, a pesar de sus conocimientos y a Lisa, apenas la escuchan. La gente no considera amenaza a aquellos a los que llaman expertos (fontaneros, mecánicos,...),pero sí a los intelectuales, los que presentan estudios. Pese a ello, cuando necesitan algo de ellos se los pregunta. A mi juicio, es mejor dominar un poco de ambas cualidades, que saber mucho de una y nada de la otra. Los intelectuales no son mejores qu los demás. No gusta sentirse estúpido, pero para ello habría que aprender más.

      Y por último, en segundo lugar, voy a hablar del capítulo 3 (La importancia de Maggie: El sonido del silencio. Oriente y Occidente). En este, podemos ver la alusión a diferentes filósofos. Según Sócrates, la confrontación y la argumentación, son medios para alcanzar la verdad más elevada; Wittgenstein, muestra que los que pueden hablar con libertad, tienen las palabras ligadas al pensamiento; Platón consideró las palabras como la música; Sartre dijo que la vida de una persona consiste en la interacción con los demás. Un ejemplo de esto esto ,fue el francés Flauvert, que al igual que Maggie, no tuvieron unos padres que los hablaban y preguntaban, de manera que perdieron ciertas facultades. Está demostrado que con amor y atención de los padres, los niños se expresan mediante palabras. En Oriente, al contrario que en Occidente, el que sabe no habla, ya que las palabras destruyen la paz interior, un exceso de palabras o de pensamiento, provocan la infelicidad. Sin embargo, en Occidente, hay algún partidario del silencio. Ante esto, los filósofos muestran posturas neutras sobre "hablar" o "no hablar". En conclusión, es difícil elegir entre el silencio oriental o las palabras occidentales. El reto, tanto de Oriente como de Occidente es escucharse respetuosamente los unos a los otros, frente a las opiniones de cada uno.

    • El capitulo que mas me ha llamado la antención ha sido el de La importancia de Maggie. En un primer momento, en Los Simpsons, nos hacen creer que Maggie es una idiota,pero en realidad ésta tiene el don del lenguaje y no habla. Una de las incógnitas mas llamativas que plantea este capítulo es : ¿qué viene primero, el lenguaje o el pensamiento? Esto, según Sartre es muy importante ya que los humanos se integran en la sociedad a través del aprendizaje de la palabra. Otra de las razones por las que Maggie no habla puede ser el trato recibido por sus padres,ya que cuando es cuidada por el vecino experimenta una gran transformación. En definitiva,a mi modo de ver, Maggie piensa pero no habla por diversas razones; esto da lugar a pensar que es un genio ya que: el silencio es señal de un pensamiento complejo y una intución profunda.

    • En cuanto al comentario de este último capítulo, titulado "Un marxista en Springfield", voy a mostrar una síntesis global sobre los distintos aspectos que se aprecian.
      Destaca el tema del humor;el uso de la risa, como medio para evadirnos; la comicidad y la sátira, que provoca la reflexión, aunque también el riesgo de no comprenderla correctamente. Podemos encontrar dos tipos de sátiras:la subversiva, que en el caso de los Simpson no muestra la realidad, ni la idea de la gente de que el capitalismo es el único modo de vida posible; y la sátira radical,la cual podría esperar crítica y denuncia coherente de la ideología burguesa, obstáculos que contestasen la imposición de valores represivos. Además vemos,la lucha de clases y el modo en que la gente vive y actúa actualmente;la serie gusta porque hace reír.
      En conclusión, los Simpson es una serie muy popular por lo que debe ofrecer cosas que gusten y enganchen a cualquiera, de modo que lo hace mediante el humor, algo que a todo el mundo le gusta. Lo hace mostrando acciones cotidianas, pero criticando y burládose de ellas. A la vez, nos ofrece una visión del mundo actual con sus valores y problemas, provocando que nos sintamos identificados. La serie promueve los intereses de la clase que tiene el poder económico. Pretende mostrar rasgos que caracterizan a nuestra sociedad, pero en absoluto pretende cambiarlo.

    • Desde luego no hace falta una seria de éxito para llegar a la conclusión, que desgraciadamente temíamos. Vivimos en una sociedad en donde la sátira coexiste, convive con nosotros y no muchos entienden que la risa encierra una importante fuerza tras ella.

      Somos capaces de poner al descubierto la hipocresía, la crueldad, corrupción…no para pretender criticarlas, ni mucho menos cambiarlas; la realidad, tristemente es bien distinta. Una vez que se muestran, en ellas a menudo, encontramos incongruencias que impulsan nuestra risa.

      Al reírnos de ellas, no criticamos. Sencillamente nos evadimos y nos desentendemos de la realidad y no nos involucramos en los cambios que necesita nuestra sociedad.
      Al permitir que dicha sociedad se quede tal y como esta, dejamos entender que todo lo que ocurre dentro de ella, lo toleramos.

  • Desde el punto de vista Aristotélico, Homer Simpson es un ser muy peculiar que carece de templanza(moderación) y por ello no controla los apetitos corporales. Definitivamente es un vicioso(perdición por la comida & la bebida) que carece de virtudes. Sus deseos lo impulsan a atiborrarse constantemente de alimentos(se come sin problema el almuerzo ajeno y cuando le descubren no duda en negar lo evidente), porque, actúa como el vicioso respondiendo a sus impulsos.
    Homer no cede en su empeño ni siquiera cuando sufre dolores físicos evidentes; la gula forma parte de su carácter hasta el punto de que come incluso cuando está medio dormido.

    • En este primer capitulo de los Simpsons y la filosofía hemos podido observar claramente como es el carácter y la forma de ser de Homer desde el punto de vista de la filosofía de Aristóteles.
      Aunque se centre en el personaje principal de la serie para mostrar sus virtudes y sus defectos, para mí una de las partes más importantes del capítulo es el comienzo. En él, el autor nos muestra con gran claridad los diferentes tipos de carácter que existen para Aristóteles: virtuoso, moderado, intemperante y vicioso.
      Una vez leído el capítulo por completo, el autor no deja claro donde sitúa a nuestro personaje. Afirma que no llega a ser un virtuoso, por lo que podríamos afirmar que Homer es o tiene, en la mayoría de sus acciones, un carácter intemperante: toma decisiones correctas, aunque estas vayan en contra de sus deseos y/o pensamientos.
      Para mí, como valoración personal a este primer capítulo, ha dejado bastante que desear. El autor enmaraña y adorna demasiado con ejemplos el libro, para acabar llegando a una conclusión que no es del todo clara. Quizás quiera acostumbrarnos a un lengua más filosófico, en el que seamos nosotros mismos quien debamos sacar nuestras propias conclusiones a cerca del tema, pero espero que en los próximos capítulos deje algo más clara la idea que quiere transmitir a nosotros, los lectores.

  • En el primer capítulo de este libro el autor compara el personaje de Homer con la teoría aristotélica. El autor opina que es un vicioso en cuando a comida y bebida, un mentiroso empedernido que además carece de sensibilidad hacia los demás y tampoco es generoso. También hace hincapié en que tiene colegas pero no amigos por tanto, según Aristóteles, sin amigos no podemos ser virtuosos.
    Deja mucho que desear como padre, intenta estrangular a Bart y se olvida de la existencia de Maggie, y como marido, no apoya a Marge en ningún tipo de proyecto.
    El autor también recalca de Homer, el no tener la capacidad de manejarse en el mundo de forma inteligente, moral y con vistas a cumplir algún objetivo, es decir, carece de la phrónesis.
    Pero también dice de Homer que no es mala persona sino que tiene algún rasgo admirable porque tiene “amor a la vida”, es decir, todavía conserva su amor hacia la vida ante las dificultades que tiene. Pero no es admirable por tres razones, Homer no se rige por la razón, no vive una vida plena y aunque tenga un rasgo admirable no es una persona admirable.
    Como valoración personal del libro me parece muy acertada la comparación que hace y como la ejemplifica aunque a veces, el autor se pasa con los ejemplos, además se basa más en Homer que en la comparación del personaje con la teoría de Aristóteles. Pero, a pesar de eso, ha sido un capitulo ameno y fácil de leer.

  • Sin infravalorar el resto del texto, me gustaria centrar la atención en la parte en la que el autor concluye diciendo que el amor hacia la vida de Homer es digno de ser resaltado sobretodo por la época en la que se desarrolla la serie, es decir, la actual. Como bien ha dado a entender Belén anteriormente, nuestro personaje goza de la vida "olvidándose" de esas dificultades, e incido en "olvidar" porque no es que realmente se olvide de esas dificultades, no se ve obligado a hacer un esfuerzo para alcanzar ese disfrute y evitar los obstáculos que se le presentan, sencillamente no es consciente de esa realidad que nos marca el autor, en la cual la regla general son la corrección política, el exceso de buenas maneras, la falta de voluntad de juzgar a los demás,la obsesión por la salud física y el pesimismo a propósito de lo bueno y placentero de la vida. No le quito mérito a Homer por no dejarse llevar por la sociedad a tener estas conductas, pero tampoco me parece del todo adecuado destacarlo como una cualidad admirable, ya que se presenta ignorante ante estos aspectos de nuestra actualidad.

    • Como el capítulo ya ha sido resumido por mis compañeros me gustaría responder en particular al comentario de Diana.
      No estoy del todo de acuerdo con la idea de que Homer no sea consciente de las dificultades de la vida. Desde otro punto de vista éste podría haber sido creado con el fin de representar a una gran parte de la sociedad que intenta no mirar y vivir sin pensar en las dificultades que la vida le plantea. Puede que este sea un motivo por el que causa tanto furor,porque la gente se identifica con él y con sus actos. Tal vez vivir como Homer sea la manera más fácil de vivir feliz.Como él mismo cita: "Me niego a vivir una vida tan convencional como tú"

  • Como han dicho ya mis compañeros, el capitulo que hemos leído se centra en los tipos de caracteres que Aristóteles plantea: el virtuoso, el moderado, el intemperante y el vicioso. Raja Halwani, escritor de este capitulo, estudia el carácter de Homer llegando a la conclusión de que, en lo que respecta a la bebida y comida es vicioso, pero que en genera, oscila entre la moderación y la intemperancia. Así, está claro que, aun que Homer no pertenece a uno de los tipos de caracteres establecidos por Aristóteles, jamás podrá ser virtuoso. De aquí me parece importante recalcar la idea de que Homer no es vicioso en general, si no que lo es solamente con respecto a la comida y a la bebida.

    Además, también me parece destacable que el autor menciona que podríamos sentir lástima hacia Homer. En el texto se plantean varios aspectos negativos de la vida de Homer, como trabajar en una planta industrial, vivir en Springfield, no tener mucho dinero… Sin embargo, dada la torpeza social e intelectual de Homer, a mi modo de ver, es un personaje con mucha suerte. Tiene una familia que le apoya, un trabajo, una gran casa, amor a la vida…

    Como valoración personal, este capítulo me ha gustado. Gracias a los ejemplos es bastante fácil de leer y el analis es interesante. Sin embargo, da la sensación de que el autor se repite constantemente y, en ocasiones, se alarga en la explicación de algo sencillo.

  • En este capítulo el autor compara la actitud de Homer con la filosofía de Aristóteles.
    Al comienzo del capítulo el autor habla de los diferentes tipos de carácter que existen según Aristóteles: virtuoso, moderado, intemperante y vicioso. Este comienzo nos ayuda a comprender mejor el resto del capítulo ya que permite entender con más claridad la explicación del autor acerca del carácter de Homer.
    Tras esta división de caracteres, el autor deja claro que Homer jamás podrá ser virtuoso, y es que la gula forma parte de su carácter, sobre todo en lo que respecta a la comida y la bebida, aspectos en los que Homer es vicioso. En otros ámbitos de la vida, Homer varía entre la moderación y la intemperancia. Homer no es virtuoso, no muestra estabilidad en su modo de ser, no se puede esperar que haga lo correcto.
    Sin embargo, Homer tiene un rasgo admirable, su desmesurada pasión por la vida. Este hecho de Homer es admirado por su familia, ya que Marge dice que el rasgo que más aprecia de Homer es su humanidad desenfadada. A pesar de que Homer tenga este rasgo admirable, este no significa que sea una persona admirable. De hecho esta actitud ante la vida, le llega a producir dolor y es contraproducente para él. Además Homer no tiene una vida privilegiada. Pese a tener una familia que le quiere, tiene problemas económicos, no tiene un buen trabajo, vive en una ciudad como Springfield tan mala para su vida y no tiene verdaderos amigos (Aristóteles hace hincapié en este último aspecto). Homer tiene muchos defectos, pero su forma de ser tan especial hace que le cojamos cariño y le tengamos aprecio.
    Este capítulo me ha parecido entretenido e interesante, aunque en ocasiones el autor hace que el lector se pierda con tantos ejemplos, ya que si no conoces muy bien el capítulo o el hecho al que hace referencia puede terminar despistándote.

  • Miguel, no estaría mal que el objetivo del autor fuera que el lector saque sus propias conclusiones, es una de las pretensiones de la Filosofía. Los capítulos del libro pretenden analizar la serie los Simpson o sus personajes desde la perspectiva de un filósofo. En este caso contrapone lo que Aristóteles presentaría como un hombre virtuoso a la forma de ser de Homer, justamente para indagar qué tiene entonces Homer que no nos lo hace detestable como nos lo podría parecer cualquier "malvado".
    Y sí que habéis encontrado que le salva, todos (y todas: Sara, Christel, Carla, Belén, Diana, María, Marian) habláis de su amor a la vida, el que “a pesar de todo” intenta “disfrutar de la vida”. A su manera Homer es aristotélico en el sentido de que persigue ser feliz.
    Y por unir la primera y última –por ahora- intervención (de Adm kr99 y de Alberto), en la que uno habla de la esperanza y el otro de la pasión, oí el otro día que no es cierto que la esperanza sea lo último que se pierde, lo último que se pierde es la pasión.

  • Raja Halwani comienza relacionando los cuatro tipos de caracter segun Aristoteles, Lisa es la persona VIRTUOSA, es decir, la que hace el bien porque sabe cual es el bien; la persona MODERADA es Lenny, que actúa bien aun deseando hacer lo contrario; Bart es el INTEMPERANTE, el que sabiendo cual el el bien, actúa mal; y por ultimo, la persona VICIOSA es Nelson, que actúa mal y no sabe que esta actuando mal. A partir de estos ejemplos muestra a Homer como una persona viciosa en cuanto a sus apetitos de cerveza y comida. Homer no puede ser una persona virtuosa porque es un mentiroso, carece de sabiduría practica y no tiene amigos con los que compartir sus metas en la vida. A una persona que no sea virtuosa no se la puede admirar, aun asi nosotros encontramos un punto de admiracion en Homer porque muestra valentia, es amable con gente que odia y se da cuenta de sus limitaciones, rasgos de persona virtuosa.
    Ademas nos puede resultar admirable porque ama su vida (aunque no sea plena) y tiene, como dice Marge, una humanidad desenfadada.

  • En este capítulo, se exponen principalmente los tipos de carácter según Aristóteles, de este modo se distingue al virtuoso, al moderado, intemperante y al vicioso. Cada persona según el tipo de carácter que tenga actuará de una manera diferente. De acuerdo con esta clasificación Homer respondería a un carácter vicioso. En un principio se tendría que esperar que las personas tendieran a ser virtuosas para conseguir la felicidad y llevar una vida plena como dice Aristóteles. Sin embargo desde mi punto de vista, no podemos reprocharle nada ya que dentro de su ambiente el ser vicioso (egoísta, codicioso…) le permite alcanzar la felicidad. Es decir, un hombre feliz es aquel que se encuentra adaptado al mundo en el que vive y en efecto, podemos ver como Homer está adaptado al suyo. Así aunque posea alguna característica admirable como es el amor a la vida, no podemos esperar nada más de alguien cuya educación y cuyo ambiente son muy pobres, ya que una persona virtuosa no alcanzaría la felicidad en este entorno. En conclusión, la felicidad de Homer no es una basada en el intelecto y la razón, sino una con pocas miras, basada en los aspectos primarios, en cierto modo infantil.

  • En este primer capítulo del libro ’’Los Simpson y la filosofía’’ encontramos al principio, una evaluación por parte del autor de los distintos tipos de personas que nos podemos encontrar según su carácter(virtuoso, moderado, intemperante y vicioso) que hará que comprendamos mejor el papel que juega Homer.
    Por una parte, cabe destacar que la forma de ser de Homer deja mucho que desear. Se muestra vicioso en aspectos de su vida como en el caso de la bebida y la comida, es mentiroso, no es precisamente el mejor padre de familia y entre otras cosas carece de sabiduría práctica, la cual resulta imprescindible para moverse con un cierto rumbo a lo largo de su vida. Por este tipo de cosas podemos llegar a la conclusión de que Homer no es precisamente un modelo de virtuosidad.
    Pero por otra parte, sentimos cierta admiración hacia Homer. Aunque no es virtuoso, sabemos que no hay malicia en sus actos. Esta humanidad carente de maldad y el amor que siente por los suyos independientemente de las dificultados que se encuentre es lo que hace que le apreciemos.
    Como conclusión personal, pienso que aunque haya personas que estén lejos de ser virtuosas, no por ello tenemos que juzgarlas mal. El amor sincero que sienten hacia la vida y hacia las personas que están a su alrededor hace que sintamos ese grado de admiración por ellos.
    A la hora de valorar esta primera parte del libro he de decir que es un capítulo fácil de leer pero quizás puede presentar alguna dificultad para entenderlo. Aún así me ha parecido entretenido y bastante interesante

  • Como la mayoría de mis compañeros ya han resumido lo que se cuenta en el capítulo a mí me gustaría hacer incapié en un asunto concreto que se trato en el aula durante el comentario de la lectura.

    A Homer lo que le falta para completar sus buenas acciones es la perseverancia o constancia, es decir, no vale sencillamente con hacer una buena acción aislada porque ella vaya a traer consigo un beneficio personal como en el ejemplo que se propone con Lisa, le falta hacer buenas acciones por el hecho de saber que lo que hace es correcto, políticamente correcto apoyándose en la ética, y eso se puede apreciar en cada capítulo, donde Homer generalmente, si hace algo bueno es porque sabe que al final queriendo o sin querer a él le proporcionará algo en favor de su bienestar.

  • Comentario del primer capítulo, por Diego Pérez.

    Homer es un personaje más complejo de lo que parece, muchas personas están convencidas de que tiene un tipo de carácter vicioso, por ejemplo, si nos referimos a la comida o a la bebida (apetitos corporales), nadie niega que lo tenga, porque está comiendo a todas horas y come hasta de dormido, pero eso no siempre es así.
    Lo que hace que Homer no sea un personaje simple, lo que le "salva" son las otras cosas que hace bien o casi bien. Homer puede presentar un tipo de carácter intemperante e incluso moderado, y, aunque parezca ignorante, Homer a veces se da cuenta de la gravedad de sus acciones y piensa si lo que está haciendo está bien o mal o si debería hacer otra cosa y realizar una buena acción en contra de sus deseos.
    Por ese motivo, no podemos afirmar que tiene un tipo de carácter vicioso ya que actúa inconscientemente porque la educación que recibió de pequeño no fue la mejor, por lo que no podemos llamarle "vicioso" por ser ignorante.

  • Publicación realizada el día 13 de Noviembre de 2.011 en "Los Simpsons y la Filosofía"

    El libro titulado "Los Simpons y la filosofía", está basado en las relaciones de los distintos métodos filosóficos con los personajes de la serie mediante ejemplos.
    El primer capítulo, se titula "Homer y Aristóteles". Aristóteles distingue cuatro tipos de carácter: el virtuoso, el moderado, el intemperante y el vicioso, que sería el de Homer ya que no se controla con la comida ni con la bebida, aunque tiene rasgos admirables y sentimos lástima por él debido a la pésima educación recibida y la ciudad en la que vive. Artistóteles va haciendo distintas reflexiones a lo largo del capítulo sobre la conducta de los personajes.

  • En este artículo, partiendo de la clasificación de los cuatro tipos de carácter según Aristóteles, el autor analiza el por qué de nuestra admiración a Homer Simpson.

    Se nos recuerda que , según Aristóteles, el virtuoso es aquèl en el que los deseos coinciden con las decisiones y acciones que cree correctas y tiene la capacidad de percibir cada situación sin ser estúpido ni ingenuo; el moderado lucha contra sus deseos para hacer lo que debe; el intemperante es capaz de tomar la decisión correcta, pero su voluntad es muy débil y se rendirá ante su propio deseo; por ultimo, el vicioso presenta decisiones moralmente erróneas y sus deseos las secundan por completo.

    El autor analiza con detalle multitud de situaciones y va desglosando ejemplos que avalan el carácter vicioso de Homer agudizado por las mentiras constantes, la falta de sensibilidad ante necesidades de los demás, la falta de amabilidad y el sentido de justicia. Es dificil encontrar metas importantes y valiosas en la vida de Homer ni tampoco la capacidad de manejarse en el mundo de forma inteligente, moral y con vistas a cumplir esas metas (Phrónesis o sabiduría práctica).

    A pesar de todo lo anterior, excusamos en gran parte a Homer y nos da pena por la educación que tiene y que deja mucho que desear; el ambiente de su ciudad que es horrible y el entorno familiar frustrante donde creció. Aceptamos algunos rasgos atractivos de Homer como no ser malicioso ni malintecionado, es egoista, glotón, bastante estupido pero raramente siente envidia de los demás o les desea mal. Acabamos encontrando algo admirable desde el punto de vista ético a pesar de no ser un virtuoso y es que no es una persona admirable, pero tiene un rasgo admirable: una humanidad desenfadada, una humanidad con un amor a la vida aunque sea en el nivel más básico y a pesar de todos los elementos negativos de su vida.

  • Bajo mi punto de vista Homer es un pobre ser, que no conoce para nada el bien, por lo tanto cuando realiza una buena accion no puede ser considerado virtuoso, ya que lo hace inintencionadamente. Por mi parte por lo menos, existe una leve pena por Homer. No es capaz de pensar en otra cosa que no sea beber y comer, casi siempre la lia en todo, mete la pata continuamente, y para rematarlo, no tiene amigos, tiene "colegas", otros seres que tampoco es que tengas mas suerte en la vida que Homer, que le sierven para conversar mientras se toma una cerveza en el bar de Mou o se escaquea 10 minutos del curro. Homer, es un ser que no hace bien a nadie, pero porque no sabe hacerlo, no merece ser juzgado.

    • En este capítulo el autor plantea la teoría ética y moral de Aristóteles desde los tipos de carácter según Aristóteles. Si evaluasemos a Homer desde el punto de vista moral, este deja mucho que desear como ejemplifica el autor a lo largo del capítulo mediante ejemplos (Homer se olvida de su hija Maggie, alimenta la rivalidad entre sus hijos Bart y Lisa...)

      Aristóteles diferencia 4 tipos de carácter: el virtuoso, el moderado, el intemperante y el vicioso; el virtuoso realizara una buena acción y lo hará con gusto y plenamente deseoso de hacerlo, el moderado luchara contra sus deseos para hacer lo que se debe aunque no pueda estar muy seguro de lo que ha hecho, el intemperante es capaz de actuar correctamente pero su voluntad es débil y se rinde ante su deseo aunque sepa que está actuando mal, por último el vicioso desearía actuar mal y actuaria en consecuencia.

      Según lo anterior quien sea virtuoso estará dispuesto a actuar bien por accident , sabiendo lo que hace y eligiendolo hacer plenamente. La virtud es la disposición habitual a obrar bien en sentido moral, la virtud es una capacidad adquirida por el ejercicio y el aprendizaje, Homer no es virtuoso y es vicioso , entre otras cosas por la educación pésima que recibió y por su situación familiar , ya que fue criado por su padre que le hacía abandonar toda meta que Homer tubiese de pequeño; para ser virtuoso uno tiene que tener metas en la vida y Homer no las tiene; sin amigos no se puede emprender la virtud , ya que los amigos ayudan para compartir los logros y desdichas de la vida, y Homer no tiene amigos , como mucho los colegas del bar de Moe , aunque Marge pueda actuar como amiga.

      La templanza es la virtud que indica la capacidad de moderar los apetitos corporales, en cuanto a la templanza Homer es un vicioso ya que no modera los apetitos corporales en cuanto a la comida y a la bebida. Homer es un mentiroso, no tiene amabilidad y le falta sentido de la justicia, no es generoso , no es buen padre ni marido, en resumen Homer es un vicioso , aunque se pueden encontrar pequeños signos de buenas acciones : quiere mucho a su familia, muestra valentía , puede mostrarse amable y no tiene intención de hacer daño a nadie; esto no quiere decir que sea virtuoso sino que es vicioso pero puede llegar a tener algunos puntos admirables, respecto a la comida y a la bebida se muestra muy vicioso pero en otros ámbitos oscila entre el moderado y el intemperante. La cualidad admirable de Homer es su humanidad desenfadada, él esta ocupado en disfrutar la vida, es decir en un amor desenfrenado a la vida y al goce ; aunque ese último punto presenta una disputa con la teoría ética de Platón , ya que este defiende como inadecuado el placer como fundamento de la moral. En conclusión, Homer es vicioso pero, a la vez de dar lástima , tiene un pequeño punto admirable , su humanidad desenfadada .

      Manuel Crespo 2ºC bach

  • En mi opinión, al igual que ha dicho alguno de mis compañeros, Homer no debería ser juzgado, porque su educación no le permite aspirar a mucho más de lo que es. No puede ser virtuoso ya que no hace nada bien, pero no porque él no quiera sino porque no sabe realmente lo que es una buena acción o una mala acción. De ahí que realmente no sintamos odio hacia él, ya que ademas en nuestra sociedad de hoy en día, podemos ver a gente con su mismo comportamiento. Por lo que creo que ser o no virtuoso ya no depende de uno mismo sino que además debe de haber recibido una mínima buena educación.

  • Como varios compañeros ya han mencionado, no se puede sentir lástima por Homer, debido a que no ha recibido una educación correcta, pero es destacable en su personalidad que, a pesar de no se una persona admirable (por nos ser virtuoso), tiene rasgos admirables.
    Estos rasgos admirables son que, a pesar de vivir en una sociedad en la que la regla general es la corrección política, las buenas maneras o la obsesión por la salud física, Homer se muestra despreocupado, ya que no presta atención a la opinión que los demás puedan tener de él y le da mucha importancia a disfrutar de la vida al máximo. Le caracteriza su humanidad desenfadada, su falta de malicia y su comportamiento infantil.
    Aunque su situación económica, su trabajo o su ciudad no son los que muchos quisieran para ellos, Homer ama la vida sin preocuparse por estos aspectos.
    Yo creo que el rasgo más destacable que tiene Homer es que ha conseguido, aún no siendo una persona virtuosa, que todo aquel que le rodea busca su compañía.

  • Como casi todos mis compañeros han mencionado anteriormente, Homer posee una gran virtud, que le diferencia de la mayoría de ciudadanos en nuestra época, que es la despreocupación por el sumo cuidado de las formas sociales, el exceso cuidado por el físico, tan sólo se centra en vivir la vida al máximo, poniendo muchas veces su vida en peligro y no controlando algunos vicios como la bebida o la comida. Esto hace de Homer una persona singular y que aunque aveces cometa fallos no es odiado por nosotros, a ello se le suma su pésima educación lo que hace que no conozca la idea del bien y obre mal debido a ello, no por voluntad propia lo que le hace un ser "virtuoso" y sin malas intenciones.
    Aunque también hay que hacer incapié en que Homer no posee amigos íntimos, tan solo "colegas" o compañeros de bar, trabajo... con los que pasa el tiempo pero no con quienes posea una amistas íntima, y siguiendo la filosofía de Platón, no se puede ejercer la virtud y llevar vidas ricas y plenas sin amigos con quienes compartas metas actividades alegria o penas, por lo que Homer es un "pobre hombre" que vive lo mejor que puede pero que nunca podrá optar a una vida perfecta o completamente feliz.

  • Según Aristóteles existen cuatro tipos de carácter: virtuoso, moderado, intemperante y vicioso.
    Aristóteles clasifica a Homer como una persona no virtuosa, sino que la califica como una persona que presenta una gula incesante, un mentiroso empedernido que carece de sensibilidad hacia las necesidades de los demás, nada generoso, no tiene amigos y lo más importante no tiene una meta en su vida. A pesar de esta pésima descripción de su carácter, dice que Homer no es una mala persona y que presenta un rasgo sumamente admirable y ese rasgo es el amor a la vida.

  • el autor plantea el capitulo desde dos puntos de visto el moral y el ético.
    Según aristoteles hay diferentes tipos de caracter virtuoso, moderado, intemperante y el vicioso. Homer Simpson no posee la moderacion ya que es incapaz de controlas su apetito. Homer ademas de no ser un virtuoso es un vicioso de nuevo con la comida y la bebida, no siendolo en cuanto a su actividad sexual, esto llega perjudicar su salud. otra caracteristica de Homer es la mentira engaña a su familia, a sus amigos.. todo esto llega por la falta de sensibilidad sobre los que le rodean sus hijos, mujer, vecinos, compañeros.. Esto tambien explica que Homer no tenga amigos, tenga, simplemente, compañeros de huergas, compañeros del bar y según Aristoteles, un hombre no puede ejercer la virtud y llevar un vida llena y rica sin tener amigos. En el ambito moral Homer deja mucho que desear por lo que nadie quiere ser como él.
    Pero en mi opinión, al igual que mucho compañeros, todas las acciones tanto buenas como malas, han sido provocadas por la mala educacion que Homer recibió y que en su dia a dia le perjudica porque no sabe lo que tiene que hacer y no sabe el camino que tiene que tomar y solo se guia por sus pocas cualidades, como nosotros diriamos defectos, aunque mal juzgados por no comprender su situacion.

  • En el capitulo de Homer y la filosofía se plantea a Homer como un hombre no virtuoso y vicioso por su forma de actuar y su obsesión con la comida, el capitulo va explicando como poco a poco Homer un aparente vicioso al centrarse mas en su forma de actuar en algunas ocasiones se va demostrando como pese a tener esos defectos también tiene cosas buenas propias de una persona virtuosa, el texto intenta explicar como una persona que a simple vista es un glotón y mal educado también tiene sus cosas buenas y virtuosas. El texto no intenta decirnos que la actitud de Homer sea correcta ni un modelo a seguir, simplemente que pese a todo también tiene su parte de virtuoso y buena persona.

  • El segundo capítulo titulado "Lisa y el antiintelectualismo ético" trata la relación de amor y odio hacia los intelectuales en la sociedad estadounidense. Las personas no nos queremos sentir estúpidos; por lo que a veces no somos del todo sinceros, aunque si fuéramos más sinceros aprenderíamos más. Destaca la figura de Lisa en el capítulo por su intelectualismo, todo el mundo acude a ella cuando necesita su ayuda, en cambio, a veces la rechazamos por la misma causa.
    Los conflictos experimentados en una persona son valorados y resueltos dependiendo de su forma de ser.

  • El tercer capítulo titulado "La importancia de Maggie: El sonido del silencio. Oriente y Occidente" destaca la importancia del silencio y la palabra. Se pone en cuestión si la inteligencia depende de las palabras aunque excepcionalmente Maggie muestra una gran inteligencia sin articular palabra.

    Este capítulo nos cuenta que en el mundo oriental, el mundo se origina en torno al silencio, ya que las palabras apenas tienen importancia. En el mundo occidental ocurre lo contrario. También menciona como las palabras están relacionadas con los pensamientos y por esta causa la autoestima de cada uno, muchas veces está determinada por lo que los demás dicen.

    El capítulo termina con una reflexión y menciona que a veces es mejor el silencio, que pronunciar palabras equivocadas.

    Este libro está escrito de una manera fácil de entender, con varios ejemplos para facilitar la compresión.

  • Con esta relación amor-odio hacia los intelectuales el autor en este capítulo está haciendo alusión tan solo a la sociedad estadounidense, pero es casi evidente que esto tiene lugar en todas partes, incluido nuestro país. Un claro ejemplo que podemos ver reflejado en nuestras propias vidas, y con el cual quizás muchos de nosotros podamos sentirnos identificados, es en el que considera que cuando sostenemos cierto argumento respecto a un tema en concreto, siempre buscamos un apoyo, alguien que nos haga sentir seguros de lo que estamos defendiendo, y que incluso haga a la persona o grupo de personas que afirman lo contrario a nosotros pensarse sus razones para no estar de acuerdo. Estas personas son los expertos. Si afirmamos algo basándonos en nuestros propios pensamientos y creencias y, además, lo sostenemos con el aporte de una opinión experta, será notablemente más creible para la gente que si fuese solamente nuestra apreciación.
    Por el contario, y sorprendentemente, la valoración de los más entendidos, que va en contra de lo que uno mismo está asegurando, da lugar a una actitud de reproche y a una tendencia a afirmar que estos expertos no tiene la razón y que no existe motivo alguno por el que confiar más en lo que ellos digan.

  • En el primer capitulo, se nos habla de las cuatro virtudes según Aristoteles y dentro de ellas se nos hace referencia a Homer, según estas cuatro virtudes Homer no sería virtuoso precisamente sino todo lo contrario. Se puede afirmar con rotundidad que Homer es vicioso pues muchas de sus acciones estan relacionadas con sus multiples vicios en los que cae continuamente. Aun asi, Homer es totalmente consciente de sus limitaciones y en muchas ocasiones hace muestra de ello. Un condicionante practicamente total de estas limitaciones y estos vicios fue su pobre educación. Pese a todas estas limitaciones, vicios etc que padece Homer, en ocasiones actua de forma valiente incluso aunque a veces se dude, siente afecto por su familia.

  • EL ANTIINTELECTUALISMO ESTADOUNIDENSE

    La sociedad estadounidense mantiene una relación amor-odio hacia los intelectuales. Se respeta la figura del científico o experto pero se mantiene una actitud defensiva ante las personas inteligentes o instruidas.
    Las televisiones invitan a participar a expertos para aportar prestigio a los debates televisivos, pero los presentadores y el público que no están de acuerdo con el experto argumentan que sus propias opiniones y puntos de vista son igualmente válidos.
    Ya decía Platón que en una democracia se escuchan todas las voces, y ello puede llevar al ciudadano a pensar que todas poseen el mismo valor. En el fondo de la cuestión queremos una guía autoritaria pero también deseamos autonomía. Respetamos la autoridad cuando nos conviene, pero en otros casos predicamos el relativismo. Es erróneo argumentar que una proposición es cierta porque la formulara tal o cual persona. También es un error asumir que, si una persona es experta en un tema, su competencia se transmita a otros asuntos.
    Quien defienda al hombre común debe hacerlo sin despreciar las conquistas de aquellos que se han instruido, porque lo contrario sería defender el derecho a vivir en la estupidez criticando la inteligencia y esa actitud no contribuye al desarrollo de una nación ni de sus individuos.

    EL SONIDO DEL SILENCIO. ORIENTE Y OCCIDENTE

    La sociedad occidental disfruta al escuchar a la gente hablar, A partir de las enseñanzas de Sócrates, el pensamiento occidental se ha inclinado a considerar la confrontación y la argumentación verbales como medios para alcanzar la verdad más elevada. Él compara la filosofía y la música porque ambas tienen la capacidad de transformar el alma de los oyentes.
    En el siglo XX los filósofos han indagado en la relación entre palabras y pensamientos, porque ¿cómo pensamos si no es por medio de las palabras? Para los que podemos hablar libremente, constatamos que las palabras están claramente unidas al pensamiento. Pero ¿qué ocurriría si las palabras desaparecieran? ¿qué viene primero, el lenguaje o el pensamiento?
    El filósofo Jean-Paul Sartre dice que la vida de una persona se caracteriza por su interrelación con los demás, y ésta se establece principalmente a través de las palabras y los seres humanos se integran en la sociedad a través del aprendizaje de la palabra.
    En Oriente, los filósofos no han demostrado entusiasmo por la palabra hablada. Confucio escribió: “Escucha pero mantente en silencio”. Los textos sagrados orientales han afirmado, desde tiempos remotos, que el mundo se origina en el silencio, mientras que en la cultura judeo cristiana occidental la Biblia dice que antes de todo existía La Palabra y La Palabra crea el mundo. En Oriente, ser un iluminado consiste en retornar a los orígenes, liberarse de los vínculos terrenos y volver a la infinita y silenciosa armonía del mundo. Las palabras sólo sirven para destruir la paz interior. La infelicidad terrenal se debe a un exceso de pensamiento y de palabras. Las palabras son útiles para transmitir conocimientos, pero suponen un peligro porque las palabras mal utilizadas, provocan más palabras y estas a su vez pueden causar estrés y ansiedad. Por supuesto hay que distinguir entre los pensamientos no desarrollados y los no pensamientos rigurosamente desarrollados.
    También la filosofía occidental cuenta con partidarios del silencio. Incluso la necesidad de estarse o no callado ha sido siempre tema de animada discusión: nos decían “levantaros y alzar la voz”, aunque “el silencio es oro”.
    Muchos filósofos europeos beben en las fuentes orientales. Heidegger reflexiona sobre el silencio cono esencial para vivir una existencia autentica, mientras que la cháchara superficial es señal de una existencia carente de autenticidad.

  • En este capítulo, nos presenta Aristoteles distintos tipos de carácter el virtuoso, el moderado, intemperante y el vicioso.En consecuencia del caracter cada persona actuara de una forma u otra. De acuerdo con esta clasificación Homer respondería a un carácter vicioso. En un principio las personas deberian de ser virtuosas para conseguir la felicidad y llevar una vida plena como dice Aristóteles. Sin embargo desde mi punto de vista, no podemos hecharle la culpa a Homer de su comportamiento porque aun comportandose de forma caprichosa viciosa o egoista llega a conseguir la felicidad. Aun asi posee caracteristicas admirables como es el amor a la vida, pero esto no hace que esperemos algo de Homer porque se ha educado en un ambiente muy pobre y con una mala educación y además una persona virtuosa no alcanzaría la felicidad en este entorno. En conclusión, la felicidad de Homer no es gracias a la nteligencia ni a la razon, sino en la cosas sencilla y e alguna forma infantiles.

  • Como dice el autor del capítulo, uno de los rasgos de la comicidad es la incongruencia. Solemos reírnos cuando se conjuntan elementos habitualmente incompatibles. La incongruencia plantea dudas sobre nuestro comportamiento y nos lleva a cuestionar nuestras prácticas más comunes y hacernos reflexionar para intentar hacer un mundo mejor.
    Desde el punto de vista marxista, podríamos decir que la sátira de los Simpson nos distanciaría de la ideología de la América capitalista. Los Simpson nos ofrecería la oportunidad de criticar la competición, el consumismo, el patriotismo ciego, el individualismo excesivo y todo aquello que retrata al capitalismo. Pero la serie desmonta cualquier acercamiento al mundo izquierdista, porque nos hace volver a la aceptación prescrita del estado de las cosas, rechazando la lucha de clases y aceptando las ideas burguesas.
    Los Simpson distribuyen el ridículo entre poderosos y desamparados, entre malvados capitanes de la industria o inmigrantes, nadie está a salvo del ridículo. No se deja entrever en la serie ningún mundo mejor desde la perspectiva marxista, solo se muestra la ideología capitalista riéndose de ella, pero sin ofrecer alternativas marxistas de mejora porque en el fondo no se muestra al capitalismo como un sistema fallido, sino un sistema que, aunque nos riamos de él, no deseamos cambiar.
    En el mundo que se ha creado en Los Simpson no hay mundo mejor ni nada de lo que preocuparse. Problemas como los sin techo, el comercio de armas, la corrupción política… son usados para reírnos utilizando la incongruencia en las distintas secuencias pero al final nos transmiten que debemos tolerar el estado de las cosas y no cambiarlo. Estas incoherencias reflejan lo opuesto de lo que Marx imaginó, un mundo integrado y armónico. En definitiva, la serie promueve los intereses de la clase que tiene el poder económico por encima de las masas, les vende camisetas, llaveros, postres… Los chistes son graciosos, pero los Simpson no son un empuje para el cambio, sino todo lo contrario es el opio de la sociedad capitalista.

  • El capítulo trata el humor de Los Simpsons.
    En relación a esta risa, lo más destacable es, claramente, como la compara con opio. Así, expone algo muy básico pero que muchas veces negamos; usamos el humor para no afrontar la realidad. Si nos reímos de las cosas desagradables que nos pasan, conseguimos que estas parezcan más pequeñas. Es una manera de escape que, normalmente, ni si quiera controlamos, y gracias a la cual podemos convivir con eso que no nos agrada. La risa nos permite vivir con ello, sin necesidad de intentar cambiarlo.
    Y eso es precisamente lo que hace Los Simpsons; nos permiten reírnos de injusticias, barbaridades y demás que aparecen en la serie y son reflejo de la realidad. Gracias a esa risa, parece que nos quedamos más tranquilos y con sensación de haber hecho algo. Sin embargo, la serie se limita a hacer una cómica crítica de esos aspectos, el público se ríe, y no se produce cambio alguno.